BREVE HISTORIA DEL COLEGIO GUADALUPANO DE SAN SALVADOR


1a. fila de izquierda a derecha:

María de la Paz Ruiz, Rvda. M. Elisa Pérez (Superiora), María Concepción Arias, María Refugio Vásquez, Josefina González.

2a. fila de izquierda a derecha:

Elena Camargo, Luz Flores Alatorre, Josefina Negrete, Guadalupe Montaño, Herminia Sánchez, Josefa Arroyo.

El día 8 de Agosto de 1,926, arribaron a playas salvadoreñas las Madres fundadoras del Colegio Guadalupano: Superiora, Rvda. Madre María Elisa Pérez, Hnas. Concepción Arias, María de la Paz Ruiz, Guadalupe Montaño, Josefina González y Herminia Sánchez.

Las confortó en el viaje el R. P. Manuel Fernández, S.J., quién casualmente venía en el mismo barco que las trajo de Manzanillo (México), hasta el Puerto de la Libertad. Como las Madres no traían en regla sus documentos para ingresar al país, el mismo Padre vino hasta la ciudad de San Salvador para tramitar, por medio de personas competentes, el establecimiento legal de las Madres en el país.

Se hospedaron en la casa de la Srita. Virginia Bertis, insigne bienhechora, quien desde esa fecha hasta el 10 de septiembre en que ya las Madres pudieron trasladarse a su residencia, les prodigó su sincera benevolencia, amistad y cariño.

El 24 de diciembre, del mismo año, llegaron las Hnas. Elena Camargo, Refugio Vásquez, Josefina Negrete, Luz Flores Alatorre y Josefa Arroyo.

PRIMERAS ALUMNAS GRADUADAS (1930)

a

María Luisa Castillo (Sentada).

Concepción García Prieto (de pie).

Mary González y Lucía González.

El 4 de febrero de 1927, inició sus labores el Colegio Guadalupano, con 30 alumnas numerarias y algunas otras supernumerarias. Las alumnas matriculadas en el primer año, fueron las siguientes: Enela Choussy, Margarita Choussy, Francisca Victoria Choussy, Teresa Choussy, Lucía González, María González, Rosa Lucía Rodríguez, Gladys Orellana, Isabel Fernández, Elena Salguero, Marta Salguero, Luisa Valle Peña, Dora Gasteazoro, María de los Angeles Meléndez, Leonor Méndez Meardi, Fermina Méndez Meardi, Margarita Díaz Sol, Yolanda Munguía, Ana María Ruiz, Nelly Ruiz, Corina Colindres, Consuelo Párraga, Josefa Elías Castro, Mercedes Soler, Tula Vilanova, María Cristina Vilanova, Teresa Mendoza B. y Consuelo Párraga. En 1930, la Madre María Elisa Pérez, fue trasladada a la Ciudad de México, designándose para sustituirla a Madre María Esther Fonseca. Los exámenes de este año tuvieron un caracter más serio que el de los años anteriores, porque en ese año, 1930, tuvo el Colegio su primera promoción, al salir graduadas, en COMERCIO y HACIENDA. Estas señoritas, a quien podemos llamar primicias del Colegio, durante el año, estuvo compuesto de 7 alumnas, pero sólo cuatro dieron la justa medida: María Luisa Castillo, Concepción García Prieto y Lucía y María González.

a

De pie:

Margarita Díaz Sol, María Villacorta y Mary Gutiérrez.

Sentadas:

Elisa Serrano y Aída López Mejía.

El examen tuvo lugar el día 27 de octubre. El Jurado Calificador lo formaron personas muy competentes y algunas escogidas por los mismos padres de las alumnas que presentaron su examen: Sr. Don Luis G. Chaparrro, Director del Liceo Moderno de esta capital; Sr. Don Julio Connerotte, de nacionalidad belga y Profesor de Matemáticas en los principales centros de educación. El examen público gustó mucho a todos, en especial el de Taquimecanografía.

En 1931, no hubo Tercer Curso, por tanto no hubo alumnas que se graduaran.

Nuevos preparativo para las que tenían que graduarse en 1932.

El grupo se componía de 8 alumnas, pero lograron graduarse únicamente 6, pero con gran entusiasmo se prepararon.

El Jurado Calificaoor fue formado este año por las siguientes personas: Sr. Connerotte, Sr. Héctor David Castro y Sr. Luis Valle.

Las asignaturas para este examen se repartieron según las actitudes de cada una de las examinadas: Castellano y Literatura, Srita.María Villacorta; Matemáticas, Srita. Margarita Díaz Sol; Inglés, Srita. Elisa Serrano; Contabilidad y Código de Comercio, Srita. Aída López y Taquimecanografía, Srita. Mary Gutiérrez.

En 1933, se abrió una Escuela para niñas pobres, ingresaron 150 alumnas y no se pudo recibir más porque la casa era pequeña. El 13 de febrero, se inauguró la Escuela; al frente de ella quedó la Madre Refugio Vásquez, como encargada de la Dirección y del grupo de Infantiles y 1er. Grado, y como maestra de 2o. Grado, la Srita. Aída López; y la Madre María Romero, fue la maestra de labores.

El Jurado para los exámenes de este año estuvo formado por el ya conocido y repetable maestro Sr. Connerotte y los Abogados. Señores Antonio Castro Ramírez y Lázaro Mendoza. Las señoritas graduadas fueron: Olga Mendoza Pohl, Laura Castro, Ana María Castillo Figueroa, Josefa Elías Castro, Nelly Amory, Julia Cáceres y Marta Fé Sosa.

GRADUADAS DE SECRETARIADO COMERCIAL (1933)

a

 

Fila de adelante:

Marta Sosa, Nelly Amory, Julia Cáceres.

De pie:

Olga Mendoza Pohl, Josefa Elías Castro, Ana María Castillo Figueroa y Laura Castro.

 

Se otorgaron bandas de Excelencia a aquellas niñas que habían obtenido las cuatro bandas: Conducta, Piedad, Aplicación y Aprovechamiento durante todo el año. Esta banda la obtuvieron las alumnas: Consuelo Garay, en 2o. Grado; Esperanza Centell en 2o. Curso y Olga Mendoza Pohl en 3er. Curso.

En 1934, las señoritas graduadas fueron las siguientes: Esperanza Centell, Aída Chávez, Noemy Chávez, Emma Llerena, Rosa Gadala María, Nelly Ruiz, Julia Yúdice y Marina Domínguez.

En 1936, las señoritas graduadas fueron las siguientes: Luisa Contreras, Ana Luisa Magaña, Remei Mata Gavidai (que más tarde fue Religiosa Guadalupana), Marina Montalvo, Mercedes Ortuño y Helen Thompson.

Y en 1937: Concepción Llerena, Carolina Guzmán, Isabel Mata Nuila, Concepción Barrientos, Arelly Rivas, Dora Guzmán, Margarita María y Aura Margarita Zamora.

INAUGURACIÓN DEL AÑO JUBILAR GUADALUPANO

Con acto sencillo, pero de gran significación espiritual, histórica y cultural para el Colegio Guadalupano, para todos los que tuvimos el agrado de presenciarlo y que de una u otra manera estamos vinculados con el Colegio, culminó la inauguración el 26 de abril recién pasado, del Año Jubilar Guadalupano, cincuenta años de lucha tenaz educando niñas y jóvenes salvadoreñas, desarrollando en ellas todas las facultades de su humana naturaleza siguiendo la orientación de la concepción cristiana sobre la dignidad del ser humano.

Fructifera e inmensa labor de abnegadas Madres de Congregación de Hijas de María Inmaculada de Guadalupe, fundada por el Ilsmo. Sr. Abad de Guadalupe, José Antonio Plancarte y Labastida, en Jacona, Estado de Michoacán, México, el 2 de febero de 1878, cuyo fin principal es la educación cristiana civil de niñas de colegios y asilos, y el cuidado de enfermos en hospitales y sanatorios.

En San Salvador, el 4 de febrero de 1927, un grupo de Madres de la Congregación dirigido por la Rda. María Elisa Pérez, con la ayuda de personas amigas y bienhechoras, funda el Colegio. Medio siglo de existencia está por cumplirse, y la Dirección del Colegio, con la colaboración de la Junta Directiva de la Asociación de Padres de Familia y la de las exalumnas, está preparando un programa digno de tan magno acontecimiento.

La Dirección encomendada a la Rda. Lucila Angeles Caballero, escogió el 26 de abril, para inaugurar el Año Jubilar Guadalupano, por ser esa fecha, aniversario del fallecimiento del Padre Fundador de la Congregación, justo homenaje de veneración, reconocimiento y admiración a su piadosa obra.

A las 8:00 a.m. de tal fecha, fue oficiada una solemne misa en la Capilla del Colegio, por el Exmo. Sr. Obispo Mons. Arturo Rivera y Damas; llevándose a cabo durante el día diversos actos y eventos deportivos. A las 7:00 p.m., se dió principio el desarrollo del mencionado acto, dirigiéndolo la Lic. Teresa Romero de Burgos, con el Coro de Niñas del Colegio, entonando el Himno al Padre Plancarte, expresivo de la venenación y agradecimiento que de él se guarda; continuando, con el discurso pronunciado por la Rda. M. Lucila Angeles Caballero, quien con lenguaje llano y persuasivo expresó su profunda convicción, en la formación cristiana de las educandas y de la ruta seguida y por seguir hacia la consecución del elevado fin: la ubicación de la mujer salvadoreña, en sitio preponderante que le corresponde en la sociedad, a base de moralidad, capacidad y consecuente dignidad; seguidamente, los jòvenes pianistas Fausi José y Beatriz, de apellidos Murra Saca, hijos de la ex-alumna Doña Elba Saca de Murra, ejecutaron con destreza composiciones musicales; después, la ex-alumna Doña Mary Gutiérrez de Posada, cumpliendo encargo de otra ex-alumna Doña Margarita Díaz Sol de Pacheco, leyó el interesante trabajo hecho por ésta: "REMENBRANZAS DE UN ACONTECIMIENTO FELIZ: LA FUNDACIÓN DEL COLEGIO GUADALUPANO"; luego, cuatro profesoras integrantes del Personal Docente del Colegio, depositaron una ofrenda al pie del retrato del Padre Plancarte: una vela encendida, un ramillete de flores, una corona de laureles y sentidas palabras, confirmación del respecto y dignidad que a su memoria se tributa; enseguida, la ex-alumna Doña Fidelia Santos de Aparicio recitó bellamente la composición poética: "A nuestro Amadísimo Padre", refiriéndose al Padre Plancarte; inmediatamente, la Profesora Doña Obdulia de la Paz Bustos, bailó con gracia y habilidad "La Suaca", danza de nuestro folklore; y para terminar, el Coro de Niñas volvió al proscenio y entonó el Hinmo del Colegio Guadalupano de San Salvador, acompañado al piano por el maestro Don Víctor Manuel López Guzmán.

La selecta concurrencia compuesta por religiosas, profesores, alumnas, padres de familia, ex-alumnas y amios del Colegio, en todo oportuno momento, estuvo premiando, con prolongados aplausos demostrativos del gran cariño al Colegio, de la confianza puesta en la capacidad de sus religiosas y personal docente, para conducirlo con paso seguro a la obtención de nuevos y magníficos triunfos, bajo el amparo misericordioso de su Virgen sin par Guadalupana.

DR. ADOLFO MUÑOZ ALFARO, Miembro de la Junta Directiva de la Asociación de Padres de Familia.

La Breve Historia del Colegio Guadalupano, ha sido tomada de la REVISTA GUADALUPANA, Época 2, Número 2, Junio 1976.